Periodoncia

¿Qué es?

Es la especialidad que trata las enfermedades que afectan a las encías. Las encías se inflaman debido a la infección provocada y se produce una enfermedad llamada gingivitis. Si esta no es tratada debidamente o a tiempo puede empeorar convirtiéndose en periodontitis, la forma más grave de las enfermedades que afectan a las encías.

La gingivitis es el inicio de la infección de las encías, no siempre causa síntomas, dado que no produce molestia ni dolor. Sin embargo, cuando avanza la enfermedad puede producir hinchazón o enrojecimiento de las encías, así como sensibilidad de la zona y sangrado constante.

Los signos más graves se producen cuando la pieza dental empieza a moverse y a retraerse la encía. En estos casos, la enfermedad se llama periodontitis.

¿Cómo se trata?

El tratamiento dependerá de la fase de la enfermedad periodontal.

Primero, se realiza una limpieza profunda de dientes y encía, curetaje, además de complementarlo con la prescripción de un tratamiento farmacológico para eliminar la infección.

Si este tratamiento no es suficiente, es necesario realizar una cirugía para una limpieza mucho más profunda de las encías, evaluando el estado de la base de los dientes y del hueso. Si éstos están dañados,  pudiera ser necesario un injerto de hueso o colocar una malla para que el tejido se regenere y así evitar la pérdida de la pieza.

¿Qué pasa si una persona no se hace el tratamiento?

Si no se realiza el tratamiento a tiempo, puede provocar la pérdida de piezas dentales y de la parte del hueso dañada, incluso el retraimiento de la encía.

Esto no es algo solo estético, sino que provoca problemas de salud.

¿Por qué se produce?

El principal motivo es una deficiente o escasa higiene dental, ya que la no eliminación del sarro en la boca favorece la aparición de placa bacteriana que se acumula debajo de las encías.

Para evitar estas enfermedades es necesario realizar de manera constante y adecuada una limpieza dental con cepillo, hilo dental y colutorio (enjuague bucal). Además, acudir de forma regular al odontólogo para prevenir la aparición de enfermedades bucodentales.